Cuento: Antes de despertar

@ 04 . agosto . 2009

Era tu piel la que me tocaba.

Abrí los ojos y hallé partes tuyas por todo mi rededor.

Primero sentí tu boca, luego tus piernas, hasta tu barba.

Pero sencillamente, no pude reconocerte.

Guardé silencio -no tenia de otra- y procuré que tu trance del sueño a la vigilia pasara sin sobre saltos mayores, te dejé incorporarte.

Ya una vez consciente pudiste notar tus alturas, tus distancias. Formas, tensión, medidas.

Sonreíste.

Algo, seguramente -me gustaría imaginar- de lo nuestro confortaba tu memoria en esos primeros instantes que acomodan el sueño con la realidad… quizá sólo fue mi cabello enredado en tu frente lo que te hacía cosquillas.

Mientras te estirabas, y con ello dejabas a tu cuerpo saberte, me dedicaste un segundo, el primero desde anoche.

Desencajado buscaste acomodarme en algún lugar entre tu inocencia y el futuro que perdías con cada mililitro de mi sangre entre tus sábanas.

Lo que paso después lo sabrás tu, que lograste, por pedazos, acomodarme en estas bolsas, y sacarme, espero, sin ser visto.

Este es un cuento corto se publicó en Árbol de los Mil Nombres. Si quieren leer más excelentes cuentos de esta misma calidad (que me ha encantado) vayan al blog de mi amiga bloguer Luna Líquida

DanielSemperAutor: Daniel Semper, fanático de la tecnología y sus usos sociales, cinéfilo geek, al menos veo una película por semana, innovador en Front-End y activo lector de comics. En mis tiempos libres soy ingeniero y estudio una maestría en Sidney en la universidad de UTS. Me puedes contactar en: twitter, Google Plus.
e-mail: hola @ danielsemper.com

Noticias Similares