Consumir mariscos durante el embarazo mejoran el humor contra la depresión

@ 02 . agosto . 2009

Comer mariscos ricos en Omega-3 podría mejorar el humor de las mujeres que se sienten deprimidas durante el embarazo, según un estudio efectuado en Gran Bretaña.

mujer linda embarazada sonríeEl doctor Jean Golding y su equipo de la University of Bristol, halló una relación entre la baja ingesta de ácidos grasos omega-3 provenientes de mariscos y el aumento del riesgo de desarrollar altos niveles de síntomas depresivos durante el embarazo.

Se estudiaron a 9.960 embarazadas. A las 32 semanas de gestación, las mujeres completaron cuestionarios que incluían preguntas sobre el estado de ánimo y la cantidad de mariscos que comían semanalmente entre 1991 y 1992, un período en el que los mariscos eran la principal fuente de omega-3 en Gran Bretaña.

Comparadas con las embarazadas que consumían 3 o más platos de mariscos por semana (1,5 gramos de ácidos grasos omega-3), aquellas que no comían este tipo de alimento eran un 50% más propensas a informar síntomas de depresión a las 32 semanas de gestación.

Se asume que el omega-3 es el factor involucrado. No obstante, la vitamina D y el yodo en el pescado podrían también minimizar los síntomas de depresión.

La asociación entre el bajo consumo de mariscos y la mayor cantidad de síntomas de depresión se mantuvo fuerte aún después de tener en cuenta una serie de factores que influirían en los resultados.

La depresión durante el embarazo es perjudicial para la madre y para el bebé, indicó el equipo de Golding en su informe. Y aunque es común en los países occidentales, la depresión estaría prácticamente ausente en los países donde las personas comen mucho pescado.

Los expertos publicaron sus hallazgos en la última edición de la revista Epidemiology, Julio del 2009.

Pero hay que tener cuidado con el mercurio

Los investigadores instaron a la realización de más estudios sobre la relación entre los mariscos y la depresión en el embarazo, particularmente debido a la recomendación de limitar la ingesta de mariscos durante la gestación por su contenido de mercurio.

El consumo de cantidades significativas de marisco durante el periodo de embarazo beneficia el desarrollo neurológico del feto, gracias a su aporte en ácidos grasos omega 3, que son esenciales para el óptimo desarrollo neuronal del feto, pero de todos modos se debe tomar con moderación para evitar la exposición al metilmercurio, un químico que se encuentra en algunos peces y crustáceos procedentes de aguas contaminadas.

La ingestión de mercurio orgánico (Metilmercurio) a través del consumo de pescado contaminado produce:

  • Deterioro irreversible en la formación del sistema nervioso del feto, lo cual es traducido a: disminución de la capacidad de aprendizaje, reducción del coeficiente intelectual y en casos severos, retardo mental.
  • Disminución en la capacidad visual y auditiva.
  • Deficiencias en los sentidos del olfato, gusto y tacto.
  • Atrofia muscular.
  • Temblores involuntarios.
  • Alteraciones del aparato digestivo.
  • Pérdida del apetito y de peso.
  • Daños en los riñones.
  • Malformaciones.
  • Coma y la muerte.

__

Via Yahoo Noticias

DanielSemperAutor: Daniel Semper, fanático de la tecnología y sus usos sociales, cinéfilo geek, al menos veo una película por semana, innovador en Front-End y activo lector de comics. En mis tiempos libres soy ingeniero y estudio una maestría en Sidney en la universidad de UTS. Me puedes contactar en: twitter, Google Plus.
e-mail: hola @ danielsemper.com

Noticias Similares