Pedro Navaja con Ruben Blades y Seis del Solar en vivo

@ 14 . octubre . 2008

http://www.youtube.com/watch?v=qbi2HunKux8

Pedro Navaja es una canción de salsa (una de mis favoritas), escrita e interpretada por el músico panameño Rubén Blades. Trata sobre un criminal con ese nombre. Inspirada en la canción Mack The Knife de Kurt Weill, narra los últimos momentos del criminal y una prostituta en una calle del “viejo barrio”. La canción fue incluida en el álbum “Siembra”, en 1978.

La letra es de Bertolt Brecht, según Cabrera Infante (1996). El mismo autor señala más adelante:

Pedro Navaja es de veras un logro considerable. No es una parodia de Brecht ni una copia servil de La Opera de tres cuartos. Es un verdadero homenaje al poeta alemán que prefería que su música fuera popular y su poesía subversiva.

Sin embargo, paradójicamente, al productor salsero Jerry Massucci no le gustaba para nada la canción porque, según él, era una falta de respeto al público, que tenía como razón para comprar discos, el evadirse de la realidad y no de evocarla. Además, Pedro Navaja era una canción demasiado larga (7:21 minutos), hasta el punto de ser colocada al final de la segunda cara del larga duración Siembra. No obstante, rápidamente Pedro Navaja se convirtió en el mayor éxito de la historia de la salsa.


Frente a esto, Blades se desquita cuando canta con Seis del Solar en el Madison Square Garden, de New York, y rememora que en la compañía Fania, le vaticinaron que esa canción no tendría éxito, y jocosamente hace un parangón con El Quijote, de Cervantes, aclarando, guardadas las proporciones de los dos hechos, que: Si esas gentes hubiesen sido los editores de Don Quijote, hubiese salido un pasquín. Según Blades, le hubiesen quitado a Sancho Panza, por gordo, o lo habrían cambiado por un galán como Tony Curtis, solo habrían dejado la parte de Dulcinea, pero sobre todo, le habrían quitado buenas hojas porque la gente no iba a leer algo tan largo. :roll:

En el video Ruben Blades inicia con la letra original de “Mack the Knife”:

Oh the shark bites with his teeth, dear
And he shows them pearly white
Just a jack knife has MacHeath, dear
And he keeps it out of sight

Datos del vídeo

Los integrantes fueron:

  • Canta: Ruben Blades
  • Piano: Oscar Hernandez
  • Timbales: Ralph Irizarry
  • Bongo: Louie Rivera
  • Tumbadora: Eddie Montalvo
  • Bajo: Mike Viñas
  • Sintetizador: Richie Marrero
  • Bajo: Robby Ameen

Significado de la letra de Pedro Navaja

La letra de la canción detalla una descripción de Pedro Barrios (nombre que al final de la canción se dice que es el verdadero del maleante) con una serie de estereotipos (el gabán, el sombrero “de ala ancha”, el diente de oro), a diferencia de la contraparte de la historia, la prostituta, que es reconocible como tal no por la descripción de la misma sino por la conducta, es su comportamiento (“recorriendo la acera entera por quinta vez“) y la asociación del mismo con la característica de la jornada (“que el día está flojo y que no hay clientes pa´ trabajar“) la que nos sugieren su oficio. Es también representativa y sugerente de la realidad de las calles, de la indiferencia a la que llega la sociedad ante la cotidianidad de este tipo de escenas, y ante el temor a las represalias. (“aunque hubo ruido nadie salió. No hubo curiosos, no hubo preguntas, nadie lloró“).

Letra completa de Pedro Navaja

Pedro Navaja

Por la esquina del viejo barrio lo vi pasar
con el tumbao’ que tienen los guapos al caminar,
las manos siempre en los bolsillos de su gabán
pa’ que no sepan en cuál de ellas lleva el puñal.

Usa un sombrero de ala ancha de medio lao’
y zapatillas por si hay problemas salir volao’,
lentes oscuros pa’ que no sepan que está mirando
y un diente de oro que cuando rie se ve brillando.

Como a tres cuadras de aquella esquina una mujer
va recorriendo la acera entera por quinta vez,
y en un zaguán entra y se da un trago para olvidar
que el día está flojo y no hay clientes pa’ trabajar.

Un carro pasa muy despacito por la avenida
no tiene marcas pero toos’ saben ques’ policia uhm.
Pedro Navaja las manos siempre dentro ‘el gabán,
mira y sonríe y el diente de oro vuelve a brillar.

Mientras camina pasa la vista de esquina a esquina,
no se ve un alma está desierta toa’ la avenida,
cuando de pronto esa mujer sale del zaguán,
y Pedro Navaja aprieta un puño dentro ‘el gabán.

Mira pa’ un lado mira pal’ otro y no ve a nadie,
y a la carrera pero sin ruido cruza la calle,
y mientras tanto en la otra acera va esa mujer,
refunfuñando pues no hizo pesos con qué comer.

Mientras camina del viejo abrigo saca un revolver, esa mujer,
iba a guardarlo en su cartera pa’ que no estorbe,
un trenta y ocho “SMITH & WESSON” del especial
que carga encima pa’ que la libre de todo mal.

Y Pedro Navaja puñal en mano le fue pa’ encima,
el diente de oro iba alumbrando toa’ la avenida, ¡Guizo fácil!,
mientras reia el puñal le hundía sin compasión,
cuando de pronto sonó un disparo como un cañón,
y Pedro Navaja cayó en la acera mientras veía, a esa mujer,
que revolver en mano y de muerte herida a el le decía:
“Yo que pensaba ‘hoy no es mi día estoy salá’,
pero Pedro Navaja tu estás peor, no estas en na’ “

Y créanme gente que aunque hubo ruido nadie salió,
no hubo curiosos, no hubo preguntas nadie lloró,
Sólo un borracho con los dos cuerpos se tropezó,
Cojió el revolver, el puñal, los pesos y se marchó,
Y tropezando se fue cantando desafinao’
El coro que aquí les traje y da el mensaje de mi canción.

“La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida” ¡Ay Dios!…
Pedro Navajas matón de esquina
quien a hierro mata, a hierro termina

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida ¡Ay Dios!…
Valiente pescador, al anzuelo que tiraste,
en vez de una sardina, un tiburón enganchaste.

“I like to live in Americaaaa…”

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ¡Ay Dios!…
Ocho millones de historias tiene la cuidad de Nueva York.

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ¡Ay Dios!…
Como decía mi abuelita, el que de último rie, se rie mejor….

“I like to live in Americaaaa…”

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ¡Ay Dios!…
Cuando lo manda el destino no lo cambia ni el más bravo
si nacistes pa’ martillo del cielo te caen los clavos.

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ¡Ay Dios!…
En barrio de guapos cuidao’ en la acera, cuidao’ camara’
el que no corre vuela.

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ¡Ay Dios!…
Como en una novela de Kazka el borracho dobló por el callejón.

La vida te da….

“En la cuidad de Nueva York dos personas fueron encontradas muertas.
Esta madrugada los cuerpos sin vida de Pedro Barrios y Josefina Wilson
de dirección deconocida………”

DanielSemperAutor: Daniel Semper, fanático de la tecnología y sus usos sociales, cinéfilo geek, al menos veo una película por semana, innovador en Front-End y activo lector de comics. En mis tiempos libres soy ingeniero y estudio una maestría en Sidney en la universidad de UTS. Me puedes contactar en: twitter, Google Plus.
e-mail: hola @ danielsemper.com

Noticias Similares